Qué es el bullying escolar

El bullying se produce por la exposición de un alumno, de forma repetida y durante un tiempo, a acciones negativas que lleva a cabo otro u otros alumnos, destacando la continuidad en el tiempo, el desequilibrio de poder y el deseo consciente de herir, tanto de manera física como verbalmente, o procediendo a la exclusión social.

Este bullying , en general, sucede en lugares donde no hay adultos supervisando. Esto puede ocurrir dentro o alrededor de la escuela, aunque esto ocurre más a menudo en las clases de Educación Física, en lugares apartados, vestíbulos, aseos, en autobuses escolares, en paradas de autobús, clases que requieren grupos de trabajo y actividades extraescolares.

qué es el bullying

El bullying a veces consiste en un grupo de estudiantes que se aprovechan y aíslan un alumno en particular y se ganan la lealtad de los curiosos que quieren evitar convertirse en la próxima víctima. El acoso también puede ser perpetrado por los profesores y el mismo sistema escolar.

Estos actos agresivos son habituales que se produzcan entre niños y niñas en proceso de entrada en la adolescencia.

El acoso escolar va más allá de las manifestaciones violentas como puede ser pegar, las más habituales son las actitudes agresivas como impedir el acceso al ámbito social de la persona agredida. La violencia en el cuerpo, la agresividad va a las relaciones sociales.

¿Por qué motivos puede aparecer el bullying?

El declive de la imagen social del profesorado: El docente queda desautorizado de su rol ante los padres y los alumnos. Tiene más peso el criterio del alumno que no el del profesor.

Incremento de soportes digitales: Aparecen imágenes de violencia y agresiones junto con la proliferación de “reality shows” televisivos donde abundan actos y conducto agresivas y violentas.

Búsqueda de la identidad sexual: Los referentes femeninos y masculinos vienen marcados por los estilos de vida, de ropa … y no por una elaboración psíquica de estos referentes.

Uno tiene que ser como los demás: “normal”. Los sujetos comparten un imaginario social (vestimenta, amigos, peinado …) del que quedan excluidos, separados, los extraños que no siguen determinados cánones.

Pánico a verse excluido de un grupo de personas y de los beneficios identitarios que conlleva: El sujeto se anticipa a su definición por temor a ser excluido. Por eso el acoso conlleva un ternario formado por agresores, la víctima y un grupo de espectadores. Su deseo es claro: callar, aplaudir para no convertirse en víctimas.

Tipos de bullying

  • Agresiones físicas Directas: pegar, dar empujones, amenazar, intimidar …
    • Indirectas: esconder, romper o robar objetos de la víctima …
  • Agresiones verbales Directas: abuchear, burlarse, insultar …
    • Indirectas: hablar mal de alguien o difundir rumores falsos cuando no está, hacer que lo oiga por casualidad, enviarle notas groseras, cartas, e-mails, hacer pintadas …
  • Agresiones sociales Directas: rechazar alguien en los juegos en el patio, en las actividades en la clase …
    • Indirectas: ignorar a alguien como si no estuviera o como si fuera transparente …
  • Agresiones digitales (utilizando tecnologías) Directas: llamadas y mensajes de texto (sms), e-mails, fotografías y vídeos enviados directamente mediante el móvil (mms) o el correo electrónico …
    • Indirectas: comentarios, fotografías y vídeos colgados en las redes sociales de manera anónima, vídeos en YouTube, suplantación de personalidad para enviar o publicar material comprometedor …

Consecuencias del acoso escolar

La víctima, repetidamente es objeto de burlas, insultos, humillaciones, etc., lo que provoca una serie de CONSECUENCIAS que inciden directamente en el correcto desarrollo y maduración de la persona.

  • Fracaso escolar, debido entre otros factores a las dificultades de concentración que presentan.
  • Fobia a la escuela.
  • Alto nivel de ansiedad, especialmente de tipo anticipatorio.
  • Descenso de la autoestima.
  • Cuadros depresivos.
  • En los casos más graves, cuando la victimización se prolonga en el tiempo, intentos de suicidio.

Para el agresor / a , esta serie de acciones también provocan una serie de CONSECUENCIAS no deseadas, las cuales están directamente relacionadas con futuras formas de actuación con la pareja y posibles actos de delincuencia.

  • Aprendizaje inadecuado respecto a la consecución de objetivos.
  • Refuerzo sobre el acto agresivo y violento como algo bueno y deseable que proporciona estatus y reconocimiento entre el grupo de iguales.

Finalmente para los espectadores / as , observar este tipo de actos, también tiene una serie de CONSECUENCIAS negativas, porque llega un momento en que se produce una desensibilización respecto a esta forma de violencia. Esto es, al estar expuestos repetidamente a esta situación, la consideran normal.

  • Aprendizaje respecto a la manera de comportarse ante situaciones injustas.
  • Valoran el acto violento como algo que proporciona estatus dentro del grupo.

Características psicosociales del agresor y de las víctimas

Agresor

Características físicas:

Suelen ser en general varones, de complexión fuerte, cuya edad es superior a la media del grupo.

Características académicas:

Su rendimiento escolar suele ser bajo y presentan una actitud negativa hacia la escuela y el / a maestro / a.

Características de personalidad :

Suelen ser agresivos, extrovertidos, provocadores, ansiosos y poco inclinados a la aceptación de normas.
Presentan bajo autocontrol y alta autoestima

Características del clima socio-familiar:

Suelen ser ambientes conflictivos, donde hay escaso control, por lo que normalmente son sujetos con alto grado de autonomía.

Víctima

Características físicas:

Suelen ser en general varones, de complexión débil, cuya edad entra en la media del grupo.
Existen menos víctimas que agresores o bullies.

Características académicas:

Su rendimiento escolar suele ser medio-bajo, y presentan una actitud pasiva hacia la escuela y el / a maestro / a.

Características de personalidad:

  • Suelen ser chicos o chicas tímidos, introvertidos, con pocas relaciones interpersonales, reproches, con baja aceptación por parte de sus iguales, aunque a veces pueden mostrarse agresivos.
  • Aceptación de normas.
  • La ansiedad se presenta de forma muy considerable.
  • Presentan una baja autoestima y un grado medio de autocontrol.

Características del clima socio-familiar:

  • Suelen ser ambientes en que se presenta el conflicto de forma moderada y donde se sobreprotege al sujeto, lo que no permite el desarrollo de su autonomía.
  • El acoso escolar es favorecido y reforzado gracias a la “ley del silencio y del miedo” que se impone. Las víctimas por temor a las represalias, los compañeros por miedo a ser agredidos.
  • Los que presenciamos un acto de agresión y no intervenimos, nos convertimos en CÓMPLICES del agresor.
  • No todo tipo de intervención es efectiva para reducir el acoso escolar.

¿Qué hacer ante el bullying?

Detectarlo

Es importante tener en cuenta los tipos de maltrato que pueden haber (maltrato físico, maltrato psicológico, maltrato social), que nos pueden dar pistas de si existe acoso escolar en nuestro centro escolar. Las características psicosociales de los alumnos víctimas y agresores también nos dan indicios de posible agresión.

Para poder detectarlo es útil:

  1. Aumentar la observación en lugares menos frecuentados por adultos (patios, vestuarios, rincones, corredores, entre clases, en actividades extraescolares …).
  2. Recoger información de distintas fuentes (profesorado, familias, personal no docente, alumnado …).
  3. Tener estructuras en el centro educativo donde expresar denuncias y reclamaciones (Buzón de sugerencias, comisión de convivencia …).

Evaluar necesidades y recursos

• Identificar los alumnos afectados.

• Valorar sus necesidades.

• Identificar zonas, lugares y situaciones de riesgo.

• Valoración de los recursos humanos (profesorado, familias, alumnado …).

• Valoración de los recursos materiales (audiovisuales, buzón de sugerencias …)

Actuar

Intervención con la víctima:

• Ser cauteloso en la aplicación de medidas y en la realización de algunas acciones para no exponerla a situaciones de riesgo.

• Evitar tratar públicamente en el aula la situación de acoso, de forma que pueda sentirse aludida y experimentar vergüenza y humillación.

• Proteger a la víctima durante todo el proceso de intervención:

– Aumentando la supervisión y vigilancia del profesorado durante los descansos, patios, comedor, baños, vestidores, entradas y salidas del centro …

– Creando grupos de compañeros solidarios (formatos y determinados previamente) para acompañar a la víctima, fundamentalmente en los momentos de mayor riesgo.

• Establecer reuniones individuales con la víctima y con otros compañeros que favorezcan la comunicación y la libre expresión.

Intervención con el agresor:

• Diseñar y realizar entrevistas individuales donde se analice la situación y sus consecuencias para las personas afectadas.

• Definir muy claramente los comportamientos que no se toleran, y se establecerán los límites de lo permitido.

• Ayudar a entender cómo se siente el niño agredido (empatía).

• Desarrollar programas de entrenamiento intensivo en habilidades sociales (asertividad, identificación y resolución de conflictos …).

• Ayudar a vincularse con los demás sintiéndose parte del grupo y del entorno y asumiendo las responsabilidades que le correspondan.

• Aplicar programas de modificación de conducta: consecuencias negativas, reparación y restauración del daño, pérdida de la posibilidad de realizar algunas actividades (salidas, campamentos …).

• Aplicar técnicas cognitivas (entrenamiento en autocontrol …).

Intervención con los espectadores:

• Definir claramente los comportamientos de intimidación y acoso que deben ser denunciados.

Analizar las consecuencias que estos comportamientos tienen para todo el grupo.

Definir claramente cuáles son los papeles que los espectadores juegan en estas situaciones.

• Enseñarles la diferencia entre ser solidario ante la injusticia y ser espía.

Desarrollar la empatía emocional aprendiendo a ponerse en el lugar de otros.

Enseñar a los alumnos a pedir ayuda, a superar el miedo a ser calificados de espías o, incluso, a convertirse ellos mismos en víctimas.

Intervención en el grupo de clase:

• Hacer saber a los alumnos que no se van a aceptar agresiones de ningún tipo.

• Elaborar proyectos antiviolencia: campañas, concursos de eslogan …

• Enseñar a poner nombre y expresar los sentimientos.

• Crear y favorecer un clima escolar de rechazo a los malos tratos (violencia de género, acoso escolar …)

• Poner en marcha actividades de tutoría ya diseñadas por otros autores.

• Crear grupos de ayuda: supervisores, tutores de otros niños, ayudantes de clase, ayudantes de patio …

• Favorecer el establecimiento de vínculos positivos entre los alumnos y la asunción de las responsabilidades personales y grupales.

• Fomentar la cohesión grupal con actividades diversas (fiestas, proyectos, semana cultural …).

• Potenciar en el alumnado formas sanas de camaradería y solidaridad.

Intervención con las familias:

• Contar necesariamente con todas las familias afectadas y solicitar su colaboración. Evitar que los padres se sienten poco abonados y tomen iniciativas individuales, que pueden agravar la situación de su hijo / a.

• Mantener reuniones individuales con cada una de las familias de los afectados / as para informarles sobre la situación y las medidas adoptadas por el centro. Evitar buscar culpables y tender a obtener compromisos positivos.

• No se aconseja tratar estos temas en reuniones generales de padres y madres.

• Ayudar a las familias a analizar la situación de forma realista, sin minimizar los hechos ni sobredimensionar las consecuencias.

• Dar a las familias espacio y oportunidades para hablar de sus sentimientos.

• Orientar a las familias para fomentar el diálogo permanente entre padres e hijos.

• Ofrecer pautas que ayudan a afrontar de forma adecuada la situación del hijo / a.

• Resaltar la importancia de mantenerse alerta ante los comportamientos de los hijos.

• Mantener una relación fluida y continuada entre el centro escolar y las familias con el objeto de coordinar la intervención.

Curso de prevención de la violencia y el acoso escolar

Es un recurso importante en el proceso de participación, concienciación, prevención y desarrollo de programas de intervención sobre convivencia en el centro educativo. Se puede adaptar como una medida contra la desmotivación y el fracaso, no sólo curricular, sino también personal y social.

OBJETIVOS:

• Facilitar el proceso de integración de los nuevos alumnos en el centro educativo.

• Tener un referente, alumnos de segundo ciclo de secundaria para favorecer la integración, la autoestima y reducir los niveles de inseguridad propios de espacios y organizaciones desconocidas.

• Compensar el desequilibrio de poder y de fuerzas, siempre presentes en el acoso, entre agresor y víctima, desde una perspectiva preventiva y disuasiva.

• Cohesionar la comunidad educativa del centro e integrar y desarrollar la Tolerancia Cero como un rasgo de identidad.

Metodología

Basada en el programa tutoría que se desarrolla en el IES Frente Marítimo. Es un programa que parte de una base teórica (primera sesión) y el resto de clases son prácticas, con la participación de los alumnos para elaborar las unidades didácticas de programación y las actividades necesarias para contextualizar el programa de tutoría entre iguales el centro educativo elegido por los alumnos del curso. Incluye trabajos individuales, en grupo, presentación de programaciones y exposiciones de las programaciones.

Qué es el bullying en la escuela

El bullying puede ocurrir en cualquier lugar, incluso en una institución educativa, la mayoría de estos excesos se puede producir en las relaciones de los estudiantes y los estudiantes conocidos como la intimidación y las relaciones de estudiantes y profesores, como la palabra se utiliza la intimidación de acoso entre los niños menores de 18 años cuando está en el alumno y el profesor se llaman ascendente, el acoso vertical de la imagen, porque no hay una jerarquía, y el enlace ascendente significa que proviene de la parte inferior de la jerarquía hacia arriba.

Qué es el bullying en la escuela

La intimidación es una conducta abusiva que se puede caracterizar con todo por el comportamiento, palabras y actitudes que intencionalmente y con frecuencia pueden ofender la integridad física o psicológica de una persona, poniendo en peligro su posición o relaciones interpersonales complicadas en el lugar de trabajo.

El bullying en la escuela

Hace algunos años no era el sueño con esta idea debido a la imagen maestra que cubría esta persona, en estos días es más presente, por desgracia. Este tipo de acoso puede desestabilizar el pedido mínimo, evitando que la actividad educativa afectiva, lo cual es muy importante en un aula. Los factores más fuertes que participan en este tipo de acoso son las amenazas a la integridad de la persona y el abuso del poder económico.

La violencia en los últimos años se está convirtiendo en urbana constante en nuestro día a día, pasando a los jóvenes la idea equivocada de que el más fuerte es la ley, por lo que es que los adolescentes creen que es la violencia que resuelve problemas de la vida social. Los maestros que reciben este tipo de acoso sensación amenazada la integridad física de los estudiantes. Una condición que hace que sea imposible el ejercicio de la función.

La desigualdad social es también muy común, y los estudiantes en algunos casos el uso de expresiones tales como: “. Yo pago su salario”, “Mi padre se va a disparar”, “Mi siervo eres tú” Estas frases están empujando el maestro, interrumpe el ambiente y promueven una limitación importante.

Una forma de bullying, que no está clasificado todavía, pero va en aumento se toman imágenes o fotografías, o bien hecha sin autorización, la mayoría de las veces, un estudiante (o un grupo) hace que el maestro, y cuando se pierde el control hace una disparar (veces más oculto) y publica en Internet (a menudo en las redes sociales) tratando de crear una restricción y / o una atmósfera muy desagradable entre los estudiantes y el profesor.

Consecuencias

La primera instancia son las medidas disciplinarias de la institución educativa, que está dentro de los estatutos de la escuela, esta primera instancia es válida sólo para los casos en que sólo se ejecuta el abuso verbal, si hay abuso físico o regulaciones de la escuela no cubren este tipo de casos , el asediado puede buscar la seguridad pública.

Hay que destacar que es muy importante en estos tipos de casos se resuelve con rapidez y en el entorno escolar para mantener un ambiente de aprendizaje saludable equilibrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies