Qué es el estrés laboral

Qué es el estrés o tensión es una reacción excesiva del cuerpo o la mente debido a una sobre-estimulación del entorno y la incapacidad de disminuir el estado de alerta. En determinadas circunstancias esta tensión corporal y mental desemboca en una enfermedad. En un origen el estrés es beneficioso para la mayoría de animales, ya que asegura la supervivencia en momentos de peligro (accidentes, amenazas de depredadores …) y les permite reaccionar ante una situación de amenaza para alguna acción traumática, tóxica, infecciosa, psicológica, etc. Sin embargo cuando este estrés perdura cuando desaparece la amenaza puede empezar a generar conductas y reacciones excesivas o inadaptadas a las nuevas circunstancias.

qué es el estrés

El estrés está relacionado con el aumento de actividad de la formación reticular del sistema nervioso.

Etimología del estrés

El término estrés es un anglicismo que proviene de la palabra inglesa stress que significa tensión o fuerza constrictiva. La palabra inglesa referida psicología proviene de la metalurgia. Viene del efecto que se dice fatiga -y en inglés es stress – y que se refiere a un tipo de rotura, debido al uso, que no se ve venir ópticamente, ya que no se bombea ni se crean grietas sino únicamente una distribución microscópica de las moléculas diferente, y que se va modificando hasta que el material se rompe inesperadamente y sin motivo aparente.

Tipo de estrés

Teniendo en cuenta diversos factores implicados en la manifestación de estrés se habla de:

  • Hipoestrés (poco estrés) y Hiperestrés (mucho estrés).
  • Diestro (un estrés negativo, en el que las demandas son muy grandes para nuestro organismo) y Euestrés (estrés positivo, cuando el estrés estimula a mejorarnos y superarlo).
  • Estrés agudo (corto en el tiempo pero de mucha intensidad, como un choque emocional) y estrés crónico (un estrés leve que dura mucho tiempo).

Un factor de riesgo de enfermedad

El estrés puede directa o indirectamente contribuir a desórdenes generales o específicos del cuerpo y la mente. En primer lugar, esta situación hace que el cerebro se ponga en guardia. La reacción del cerebro es preparar el cuerpo para la acción defensiva. El sistema nervioso se despierta y las hormonas se liberan para activar los sentidos, acelerar el pulso, profundizar la respiración y tensar los músculos. Esta respuesta (a veces llamada la respuesta de luchar o huir) es importante, porque nos ayuda a defendernos contra las amenazas. La respuesta sigue unas pautas biológicas; todo el mundo reacciona más o menos de la misma forma, tanto si la situación se produce en la casa como en el trabajo.

Los episodios cortos o infrecuentes de estrés representan poco riesgo. Pero cuando las situaciones estresantes se suceden sin resolución, el cuerpo permanece en un estado constante de alerta, lo que aumenta la tasa de desgaste fisiológico que conlleva la fatiga o el dolor físico, y la capacidad del cuerpo para recuperarse y defenderse puede verse seriamente comprometida. Como resultado, aumenta el riesgo de lesión o enfermedad.

Qué es el estrés laboral

Desde hace 20 años, muchos estudios han considerado la relación entre el estrés laboral como un tipo de enfermedad. Perturbaciones de humor y del sueño, estómago revuelto, cefalea y relaciones perturbadas con familia y amigos son síntomas de inconvenientes relacionados con el estrés que se ven comúnmente reflejados en estas investigaciones. Estas señales precoces del estrés laboral se pueden reconocer de manera fácil.

qué es el estrés laboral

Los efectos del estrés en las enfermedades crónicas son más difíciles de diagnosticar, ya que estas enfermedades requieren un largo período de desarrollo y se pueden ver influidas por muchos factores. Sin embargo, un elevado número de pruebas sugieren que el estrés tiene un papel preponderante en múltiples géneros de problemas crónicos de salud, particularmente en enfermedades cardiovasculares, afecciones musculoesqueléticas, y afecciones sicológicas.

El estrés laboral puede definirse como un conjunto de reacciones dañinas tanto físicas como psíquicas que se presentan cuando las exigencias del trabajo no igualan las capacidades, los recursos o bien las necesidades del trabajador. El estrés en el trabajo puede conducir a la enfermedad.

El término del estrés laboral muy frecuentemente se confunde con el reto, con el desafío; sin embargo, estos conceptos son diferentes. El reto nos vigoriza y nos motiva a aprender habilidades nuevas y llegar a dominar nuestra actividad profesional. Cuando hemos superado un reto nos sentimos relajados y satisfechos. Entonces, dicen los especialistas, que el reto es un ingrediente importante del trabajo sano y productivo.

Respuesta nerviosa y hormonal

Hoy en día existen una gran variedad de datos experimentales y clínicos que ponen de manifiesto que el estrés, en función de su intensidad y duración, puede producir alteraciones notables en el cerebro. Estas, incluyen desde modificaciones más o menos leves y reversibles, hasta situaciones en las que incluso se genera la muerte neuronal.

Se sabe que el efecto perjudicial que puede generar el estrés sobre nuestro cerebro está directamente relacionado con los niveles de las hormonas de glucocorticoides que son secretadas en la respuesta fisiológica del organismo. Si bien la presencia de determinados niveles de estas hormonas es de gran importancia para el adecuado funcionamiento de nuestro cerebro, el exceso de glucocorticoides puede producir una serie de perturbaciones en diferentes estructuras cerebrales, y en especial en el hipocampo, una estructura que tiene un papel fundamental en muchos procesos de aprendizaje y memoria.

Mediante diferentes investigaciones experimentales, se ha podido establecer que la exposición continuada a situaciones de estrés a niveles elevados de las hormonas del agobio pueden generar 3 tipos de efectos perjudiciales en el sistema nervioso central:

  • Atrofia dendrítica. Es un proceso de retracción de las prolongaciones dendríticas, que se produce en determinadas neuronas. Siempre y cuando termine la situación de estrés, se puede producir una recuperación de la arborización dendrítica, por ende, puede ser un proceso reversible.
  • Neurotoxicidad. Es un proceso que sucede a consecuencia del mantenimiento sostenido durante varios meses de altos niveles de estrés; puede causar la muerte de neuronas del hipocampo.
  • Exacerbación de diferentes situaciones de daño neuronal. Este es otro mecanismo importante por el que, si al tiempo que se genera una agresión neural (apoplejía, anoxia, hipoglucemia, etc ..), coexisten altos niveles de GCs, se reduce la capacidad de las neuronas para sobrevivir al daño ocasionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies