Qué es el estrés postraumático – TEPT

Estudios recientes estiman que la prevalencia del estrés postraumátio o TEPT se sitúa aproximadamente entre un 5-10% de la población general. La incidencia varía según el tipo de situación traumática en la que fue expuesta la persona.

que es el estres postraumático

Por ejemplo, en supervivientes de accidentes de tráfico se sitúa alrededor del 11%; en víctimas violadas entre 33-50%, en veteranos de guerra entre 22-50%, en supervivientes de bombas 50% y en supervivientes de catástrofes áreas entre 22-40%.

Los estudios también indican que aproximadamente entre el 20-40% de los individuos expuestos a eventos traumáticos experimentan problemas que perduran más de un año, y entre el 15 y el 20% más de dos años.

Se calcula también que aproximadamente la mitad de las personas desarrollarán una forma crónica del trastorno.

¿Qué es el TEPT?

Una persona se puede decir que sufre un TEPT si desarrolla: “… síntomas característicos después de haber sido expuesto a un evento traumático extremo que incluye experiencias personales directas de amenaza de muerte o daño severo a uno mismo, otras amenazas a la integridad física de otra persona o en la vivencia personal de muerte violenta e inesperada a un miembro de la familia o algún otro miembro asociado ” .

Grupos principales de síntomas

Re-experimentación del hecho traumático en alguna de las siguientes formas: pensamientos frecuentes intrusivos, pesadillas y flashbacks.
Evitación persistente de situaciones asociadas al trauma o alteración de la capacidad para experimentar emociones, por ejemplo evitar personas o lugares que pueden servir como recordatorio del evento traumático.

Síntomas persistentes de incremento del arousal. Por ejemplo: insomnio, irritabilidad y falta de concentración.

Los síntomas deben persistir por lo menos un mes después del incidente y causar un daño significativo en la esfera social y funcional de la persona.

Causas

El TEPT puede ser causado por la exposición a eventos traumáticos muy diversos: asaltos violentos, accidentes de tráfico, incendios, explosiones de bombas y desastres naturales (ej: terremotos). Un número muy variado de factores contribuyen a que unas personas acaben desarrollando el trastorno y otros, ante la misma situación, no lo hagan.

Estado de ánimo

En el TEPT son comunes los cambios en el estado de ánimo y pueden manifestarse un rango muy amplio de emociones: culpabilidad, timidez, aislamiento o sentimientos de soledad. Estos pacientes pueden incluso llegar a no encontrar sentido a la vida ni tener interés por el futuro. Los síntomas de ansiedad, incluyen sentimientos de tensión, nervios e irritabilidad, están habitualmente presentes. Es también bastante frecuente que presenten episodios depresivos entre moderados y severos.

Cognición

Están caracterizadas tanto por preocupaciones con el evento traumático como con la urgencia para evitar pensamientos en relación al hecho.

Los pensamientos intrusivos y las imágenes pueden reaparecer con frecuencia y causar a la persona el sentimiento de estar constantemente reviviendo el evento.

Los recuerdos del hecho, como imágenes de TV o artículos del diario, son desencadenantes potentes que pueden provocar estos síntomas. Por otra parte, también hay pacientes que tienen dificultad para recordar partes del evento traumático.

Síntomas físicos

Las personas con TEPT frecuentemente presentan un incremento del aurousal y un amplio rango de síntomas de ansiedad (sudoraciones, palpitaciones, temblores, etc). Factores biológicos de la depresión, como alteración del sueño y disminución del apetito, pueden también aparecer.

Conducta y motivación

La persona evita situaciones, lugares y actividades con frecuencia asociadas al trauma, disminuyendo, en muchos casos, la realización de actividades placenteras. Además, puede haber un efecto negativo en las relaciones intrafamiliares. El abuso de sustancias y alcohol no es infrecuente como vía para tratar de olvidar.

Tratamiento para estrés postraumático

Casi todos los tratamientos para el TEPT son de orientación psicológica y están enfocados a tratar un amplio rango de problemas emocionales y de conducta. La medicación se utiliza ocasionalmente como tratamiento coadyuvante.

Intervenciones específicas cognitivoconductals para el TEPT:

Exposición a situaciones reales : incluye la confrontación gradual e individual de situaciones que el paciente evita por un exceso de ansiedad hasta que ésta disminuye.

Exposición en imaginación: Incluye la exposición directa a memorias traumáticas y también se puede utilizar material auditivo grabado. Como en situaciones reales de exposición, esta técnica puede graduar la confrontación a los ítems y, con la práctica repetida, el paciente podrá reducir el nivel de ansiedad asociado a los mismos.

Terapia cognitiva: Muchos individuos encuentran que los pensamientos y creencias sobre sí mismos, los demás y el mundo han sido “destrozados” como resultado del trauma. Experimentan sentimientos de culpabilidad y/o miedo. La reestructuración cognitiva tiene como objetivo trabajar estas creencias y ayudarles a reorganizarse en relación con su experiencia.

Desensibilización y reprocesamiento a través de los movimientos oculares (EMDR): Es una técnica relativamente nueva, la que se ha visto que es efectiva en el tratamiento para el TEPT. En esencia, la técnica incluye la asociación de memorias/pensamientos disruptores y emociones resultantes con la repetición de movimientos oculares rítmicos y rápidos. El resultado de todo esto consiste en una desensibilización de las memorias traumáticas.

Por otra parte, una asociación similar entre pensamientos disruptores y cogniciones positivas, junto con los movimientos oculares rápidos, constituye el componente de reprocesamiento de la técnica.

El tratamiento es individualizado y se lleva a cabo después de una evaluación exhaustiva. En promedio el programa de tratamiento puede durar entre 10 y 12 sesiones, pero esto puede variar según el caso individual.

Debriefing

El tratamiento psicológico llamado “debriefing” es una medida preventiva primaria y no trata de ser una terapia. El principal objetivo del debriefing es reducir la probabilidad de desarrollar un TEPT ofreciendo la oportunidad de expresar los sentimientos, así como un marco adecuado para dar sentido a la experiencia traumática.

Medicación

Los antidepresivos pueden ser muy efectivos como tratamiento coadyuvante al psicológico, dado que muchos individuos con TEPT sufren también síntomas de depresión clínica. Los antidepresivos pueden facilitar que el paciente participe activamente en la terapia y, por tanto, optimizar los resultados del tratamiento. La medicación, por sí sola, consigue únicamente mejoras a corto plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies